• Abogados accidentes de tráfico

    Usted debe elegir un abogado LIBRE que solo le defienda a usted



Incumplimientos y malas prácticas de las aseguradoras

Sentencia del Tribunal Supremo sobre la libre designa de abogado en accidente de tráfico cuando existe conflicto de intereses

Desde DA defendemosalasegurado llevamos tiempo reclamando a las aseguradoras que en caso de conflicto de intereses, deben comunicarlo inmediatamente por escrito a su asegurado, y que además no debe operar el límite establecido en póliza para la libre designación de abogado.

El conflicto de intereses se produce por ejemplo, cuando alguien sufre un accidente de tráfico y su aseguradora y la del vehículo contrario es la misma. En ese caso las aseguradoras deberían informar inmediatamente a su asegurado de este conflicto y aconsejarle que designe abogado de libre designación para que reclame con total independencia sus intereses, pues el artículo 76.f obliga a ello.

Las aseguradoras no siempre cumplen con la ley, ni con lo establecido en sus propios contratos, y rara vez informan a sus asegurados cuando se produce el conflicto de intereses, ni les informan de la facultad de designar abogado de libre designación. Sin embargo sí vemos con demasiada frecuencia como las aseguradoras envían comunicaciones que en vez de informar de sus derechos a los asegurados, se los limitan, desinformando, ocultando coberturas y derechos que tiene el consumidor, en un intento desesperado de ahorrar costes y que el asegurado no elija abogado de su confianza.

El Tribunal Supremo ha dicho en su reciente Sentencia de 14 de julio de 2016, que el límite establecido en una póliza de Axa, para pago de la minuta de profesionales libremente designados, no opera en caso de conflicto de intereses. Condenando a la aseguradora al pago de 66.328,17 euros, en vez de los 1.500 euros que ella ofrecía.

Pero aunque de manera demasiado breve (nos hubiera gustado mayor explicación) nuestro más alto Tribunal parece que va mucho más allá, al entender que el límite máximo de la obligación del asegurador a los 1.500 euros es una limitación a la libre designación de abogado y procurador, necesario para la efectividad de la cobertura, declarando dicha clausula como limitativa.

Mapfre y Generali, por ejemplo tienen establecidos en sus pólizas límites de 600 euros, que es evidente limitan la libre designación de abogado, pues en muchos casos resulta insuficiente y por tanto no hacen efectiva la cobertura.